Brasil Bruselas, Bélgica - Embajada de Bélgica
 


Política y gobierno

Politica y gobirno Bélgica es una monarquía federal constitucional, que tras la II Guerra Mundial evolucionó de un estado unitario a una federación. El parlamento bicameral está formado por un Senado y una Cámara de Representantes.

Politica y gobirno

 
Bélgica es una monarquía federal constitucional, que tras la II Guerra Mundial evolucionó de un estado unitario a una federación. El parlamento bicameral está formado por un Senado y una Cámara de Representantes. El primero es una mezcla de políticos mayores elegidos directamente y de representantes de las comunidades y las regiones, mientras que la última representa a todos los belgas por encima de dieciocho años en un sistema de representación proporcional. Bélgica es uno de los pocos países en donde votar es obligatorio, y por ello tiene una de las tasas más altas de participación electoral del mundo.
 
El gobierno federal, nombrado formalmente por el rey, debe tener la confianza de la Cámara de Representantes. Está encabezado por el primer ministro. El número de ministros hablantes de francés y neerlandés es el mismo, como así lo prescribe la Constitución. El Rey o Reina es el Jefe de Estado, aunque tienen prerrogativas limitadas. El poder verdadero se les confiere al primer ministro y a los diferentes gobiernos del país. El sistema judicial está basado en el derecho civil y proviene del Código Napoleónico. El Tribunal de Apelaciones está un nivel por debajo de la Corte de Casación, una institución basada en la Corte de Casación francesa.
 
Las instituciones políticas de Bélgica son complejas; la mayoría de los poderes políticos están organizados alrededor de la necesidad de representar a las principales comunidades lingüísticas. (Véase más abajo) Los partidos más importantes de cada comunidad pertenecen a tres familias políticas principales: los liberales, los democristianos y los socialdemócratas. Otros partidos importantes, aunque más jóvenes, son los Partidos Verdes (Ecolo y Groen!) y, especialmente en Flandes, los partidos nacionalistas de ultraderecha. Influyen en la política varios grupos de presión, como los sindicatos y la Federación de Empresas de Bélgica.
 
 
Imagen del Parlamento Federal de Bélgica en Bruselas.
 
El rey actual, Alberto II, sucedió al Rey Balduino (Baudouin en francés, Boudewijn en neerlandés) en 1993. Desde 1999, el primer ministro Guy Verhofstadt, del VLD, ha encabezado una coalición de seis partidos, Liberal-Socialdemócrata-Verde, que es llamada con frecuencia "el gobierno arco iris". Éste ha sido el primer gobierno sin los Democristianos desde 1958.8 Los resultados de las elecciones de 2003 permitieron a Verhofstadt realizar un segundo mandato, liderando una coalición Liberal-Socialdemócrata cuatripartita.9 En los últimos años, también se ha registrado un constante ascenso del partido flamenco separatista de ultraderecha Vlaams Blok, actual Vlaams Belang.
 
Un logro significativo de las dos legislaturas consecutivas de Verhofstadt ha sido el hecho de conseguir unos presupuestos equilibrados; Bélgica es uno de los pocos estados miembros de la UE que lo ha hecho. Durante los años 90, esta política se fue aplicando por los sucesivos gobiernos, bajo presión del Consejo Europeo. La debacle del gobierno anterior se debió principalmente a la crisis de las dioxinas,10 un importante escándalo de intoxicación alimentaria en 1999, que condujo al establecimiento de la Agencia Federal para la Seguridad de la Cadena Alimentaria.

Este acontecimiento resultó en una representación inusualmente grande de los Verdes en el parlamento, y en un mayor énfasis en la política medioambiental durante el primer mandato de Verhofstadt. Una política Verde, por ejemplo, dio lugar a la legislación sobre el abandono de la energía nuclear, que ha sido modificada por el gobierno actual. La ausencia de democristianos en las filas del gobierno ha permitido a Verhofstadt abordar los asuntos sociales desde un punto de vista más liberal y desarrollar nuevas leyes sobre el uso de drogas suaves, el matrimonio del mismo sexo y la eutanasia. Durante las dos últimas legislaturas, el gobierno ha promovido una diplomacia activa en África,12 se ha opuesto a intervenir militarmente durante la guerra de Irak, y ha aprobado una ley sobre crímenes de guerra. Ambos mandatos de Guy Verhofstadt han estado marcados por disputas entre las comunidades belgas. Los puntos más controvertidos son las rutas nocturnas de tráfico aéreo del Aeropuerto Internacional de Bruselas y la posición del distrito electoral de Bruselas-Halle-Vilvoorde. 

 

 

  Bélgica  ∙   Historia  ∙   Política y gobierno  ∙   Defensa  ∙   Divisiones administrativas  ∙   Geografía  ∙   Economía  ∙   Demografía  ∙   Cultura  ∙   Deporte  ∙   Embajadas y Consulados  ∙   Pasaporte y Visas  ∙   Regiones de Belgica  ∙  
Enlaces patrocinados:
Medicina Alternativa     Encuentra tu pareja ideal               Hospital San Juan de Dios Guatemala     Medical news and advice

 

Países:
 
América del Norte América Central América del Sur   Caribe  
Canadá
México
Estados Unidos
Guatemala
Belice
El Salvador
Honduras
Nicaragua
Costa Rica
Panamá
Argentina
Bolivia
Brasil
Chile
Colombia
Ecuador
Guyana
Guyana Francesa
Paraguay
Perú
Suriname
Uruguay
Venezuela
Antigua y Barbuda
Aruba
Bahamas
Barbados
Cuba
Curaçao

Granada
Haiti
Jamaica
Puerto Rico
República Dominicana
San Vicente Granadinas
Santa Lucia
Saint Kitts y Nevis
Trinidad y Tobago
Asia Europa     Africa Oceanía
Arabia Saudita
Corea
China
India

Israel
Japón
Singapur
Otros países...
Alemania
Austria

Belgica
Bulgaria
Croacia
Dinamarca

España
Finlandia
Francia
Grecia
Holanda
Irlanda
Italia
Noruega

Polonia
Portugal
Reino Unido
República Checa

Rusia
Suecia
Suiza

Turquía
Ucrania

Otros países...
Argelia
Egipto
Kenia

Marruecos
Nigeria

Republica de Sudafrica
Túnez
Otros países...
Australia
Fiji

Filipinas
Indonesia

Italia
Nueva Zelanda
Tahití

Otros países...


© Embajada de Bélgica - Todos los derechos reservados.